Inicio Comunidad Blanca Nienhaus Zendejas: La mexicana que conoció la realidad de sus compatriotas...

Blanca Nienhaus Zendejas: La mexicana que conoció la realidad de sus compatriotas al llegar a Alamance

Compartir

Burlington – Llegar a este país después de haber sido parte de una clase privilegiada en su natal México, a “engrosar las cifras de una minoría vituperada”, como dice Blanca Nienhaus Zendejas, fue lo que la motivo a luchar por sus compatriotas indocumentados.

No fue fácil asimilar el cambio y entender, por la práctica, el verdadero sentido de la humildad ante el enfrentamiento de la realidad de un México para mi desconocido, que está de este lado de la frontera”, comentó Nienhaus Zendejas a este semanario.

Esta líder comunitaria reside en la ciudad de Graham, en el condado Alamance, desde hace 15 años, junto a su esposo Brian Nienhaus, profesor de comunicaciones en la Universidad Elon.

Blanca quien es madre de tres hijos y abuela de dos nietos, dice que a su llegada a este país tuvo la suerte de no afrontar los obstáculos que enfrentan sus compatriotas, ya que el estar casada con un “gringo de ojos verdes” y una buena situación económica, le facilitó adentrarse al mundo de los anglos con mediana aceptación. “Con muchas personas todo estaba bien hasta que abría la boca y hablaba con el acento que tengo”, mencionó.

Sus logros

Para Blanca uno de sus mayores logros ha sido ser integrante y fundadora del grupo “Fairness Alamance”, que fue pieza determinante en la demanda del Departamento de Justicia (DOJ), contra la Oficina del Alguacil del Condado Alamance por discriminación racial contra latinos en operativos de tránsito, que luego terminaban deportados con el programa 287 (g).

Fue uno de los momentos más álgidos en la historia de la ciudad, y de los inmigrantes en Alamance”, afirmó.

En 2003 Blanca fue enlace entre México y Burlington, para crear el programa de Ciudades Hermanas de Burlington-Alamance (BASC), con la ciudad hermana Soledad de Graciano Sánchez, en el estado de San Luis Potosí (México).

Además en 2006 estableció la Plaza Comunitaria en Graham a través del Consulado de México en Raleigh, que ofrece educación formal en español a personas que no han culminado la escuela en sus países de origen.

A través de estos años, la mexicana-americana ha sido un puente para ayudar y conectar a los inmigrantes que buscan aclimatarse a la vida en este país, en un tiempo como editora del periódico en español, La Voz de Alamance, y en la organización de talleres para educar a la comunidad en diversos temas.

Eventualmente fundó la organización Latinos Unidos Promoviendo la Esperanza (LUPE) en 2011, que ha servido para conectar a los inmigrantes mexicanos con el consulado de México en Raleigh, con el con el grupo Fairness Alamance ayudó a lanzar la identificación comunitaria de Faith Action ID en 2014.

Ha publicado escritos como: Aquí y allá, Cada uno desde su trinchera, y fue coautora del libro Resiliente con Guillermo Barrera.

Por su trabajo con la comunidad local, recibió reconocimientos como: Premio Othli 2015 de la Secretaria de Relaciones Exteriores y el Instituto de Mexicanos en el Exterior (IME), y el Premio Sharon Mújica, en 2015, del Instituto para el Estudio de las Américas, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here