Inicio Política e Inmigración Condenan a estafadores que operaban en Perú por robar a latinos de...

Condenan a estafadores que operaban en Perú por robar a latinos de Estado Unidos

Compartir
Condenan a estafadores que operaban en Perú por robar a latinos de Estado Unidos

Cuatro ciudadanos peruanos fueron condenados por supervisar los centros de llamadas de habla hispana en donde se amenazaba y extorsionaba a consumidores latinos en Estado Unidos.

Los sospechosos vivían en Lima, Perú, fueron condenados a prisión, según anunció el Departamento de Justicia y el Servicio de Inspección Postal de Estado Unidos.

Jesús Gutiérrez Rojas de 37 años de edad, Alexandra Podesta Bengoa de 38 años, Virgilio Polo Dávila de 43 años, y Omar Portocarrero Cáceres de 39, fueron extraditados de Perú. Cada uno se declaró culpable de extorsión y ahora fueron sentenciados a prisión por un juez de la Corte de Distrito.

¿Cómo operaban?

Como parte de su declaración de culpabilidad, Gutiérrez admitió que supervisó una serie de centros de llamadas afiliados en Perú que le decían falsamente a las víctimas de habla hispana en todo Estados Unidos que habían incurrido en deudas y que sufrirían varias consecuencias por no pagar las deudas.

Como parte de sus declaraciones de culpabilidad, Podesta, Polo y Portocarrero admitieron que administraron y supervisaron tres de estos centros de llamadas en Perú, los cuales se comunicaban con consumidores estadounidenses, muchos de los cuales eran ancianos o personas vulnerables, mediante llamadas a través de Internet. Podesta, Polo, Portocarrero y sus empleados afirmaron falsamente que eran abogados y representantes del gobierno, y sus empleados dijeron falsamente a las víctimas que no habían pagado o recibido una entrega de productos y los amenazaron con pagar pagos fraudulentos por deudas inexistentes.

Las personas que llamaron amenazaron falsamente a las víctimas con demandas judiciales, marcas negativas en sus informes crediticios, encarcelamiento o consecuencias de inmigración si no pagaban de inmediato los productos supuestamente entregados y las tarifas de liquidación. Muchas víctimas hicieron pagos monetarios basados en estas amenazas sin fundamento.

Gutiérrez era el gerente general de una compañía más grande donde trabajó en asociación con Podesta, Polo, Portocarrer y otros, para facilitar su esquema de extorsión. Socios de los acusados en Miami recaudaron los pagos de miles de víctimas en todo Estados Unidos.

Las sentencias

Se sentenció a Gutiérrez a 51 meses en una prisión federal por su función como supervisor de los centros de llamadas afiliados y condenó a Podesta y Polo a 46 meses de prisión. Se sentenció a Portocarrero a 46 meses en una prisión federal . A cada acusado también se le ordenó cumplir tres años de libertad supervisada después de sus términos de encarcelamiento y hacer un plan de pagos de restitución a las víctimas.

El Departamento de Justicia se compromete a identificar y procesar los esquemas de fraude basados en el extranjero que tienen como objetivo y extorsionan a los consumidores estadounidenses, dijo el Fiscal General Adjunto Jody Hunt de la División Civil del Departamento de Justicia. Estas sentencias de prisión reflejan que quienes se aprovechan ilegalmente de los consumidores estadounidenses por teléfono no pueden escapar de la justicia al hacer sus llamadas desde el extranjero.

Compartir
Artículo anteriorSe jugó la cuarta jornada de la Copa Económica de Otoño
Artículo siguienteMás de 3,000 latinos mueren al año en Estados Unidos por armas de fuego
Con más de 25 años de carrera profesional, Diego Barahona, es un destacado periodista quien ha incursionado en múltiples campos de la comunicación tanto en su natal Ecuador, como en Estados Unidos. Actualmente es el editor de La Noticia. Ha recibido múltiples galardones a lo largo de su trayectoria, entre ellos, el año 2016 y 2017 fue nombrado como el periodista de un medio impreso en español más premiado en Estados Unidos, al recibir una docena de Premios José Martí. Es autor del best seller en Amazon.com “¿Cómo leer a las personas?”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here