Inicio Psicología El mito de que los cigarrillos electrónicos son “seguros” para los jóvenes

El mito de que los cigarrillos electrónicos son “seguros” para los jóvenes

Compartir
Joven fumando un cigarrillo electrónico

Los cigarrillos electrónicos y toda su parafernalia han ido en aumento en los últimos años, especialmente entre los jóvenes. La falsa creencia de que son seguros, que no tienen el mismo efecto que el cigarrillo regular, lleva a muchos jóvenes a incursionar en esta nueva tendencia. Los padres/madres necesitan informarse sobre el tema para poder estar alertas y ayudar a los hijos a prevenir los efectos negativos de esta tendencia.

¿Qué es el cigarrillo electrónico?

Es un sistema electrónico inhalador que fue diseñado como una forma de sustituir el cigarrillo regular. Hoy en día, también es usado por personas que no eran fumadores regulares, que ven como atractivo explorar el cigarrillo electrónico, que también se usan en fiestas en donde comparten la misma pipa entre los jóvenes. Por ley, personas mayores de 18 años, son los que están autorizados a la compra y uso de este artefacto.

¿Cuáles son los efectos?

Algunos cigarrillos electrónicos contienen nicotina, por lo que tienen el mismo efecto de adicción que fumar un cigarrillo regular. Estudios realizados por la agencia de medicamentos y Alimentos (FDA) ha encontrado sustancias cancerígenas, de igual manera puede provocar condiciones respiratorias.

Por otro lado, las personas que están a su alrededor, aunque no estén fumando el cigarrillo electrónico pueden ser impactadas por efectos negativos. Es importante estar informados y no depender de la información que su hijos le den, porque puede ser incorrecta o no completa.

¿Qué hacer como padres?

Comunicación-mantener una comunicación abierta con los hijos es clave para saber lo que esté ocurriendo en sus vidas. Para una comunicación efectiva, es importante evitar enjuiciar a los hijos, la meta es escuchar para poderlos orientar.

Supervisión-aunque para los adolescentes puede ser incomodo los límites que se establecen por los padres/madres, estas son tareas necesarias como parte de la responsabilidad de la crianza. Es importante saber con quién se relacionan sus hijos, los lugares que frecuenta y las actividades que realiza.

Para los padres que están enfrentando una situación de cigarrillos electrónicos con sus hijos, es posible que decirles que lo dejen de usar, no será suficiente. No necesariamente porque haya una actitud de desobediencia, sino también, por el factor de adicción que se desarrolla con su uso. En esta situación, es recomendable hacer una visita con su médico primario para que discutan opciones médicas que pueden ser efectivas para ayudarlo a dejar el cigarrillo electrónico.

Recuerden que esta información no sustituye una consulta con un profesional de la salud emocional. Para mayor información pueden llamar al 984-974-3795.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here