Inicio Greensboro Familias desalojadas iniciaron su nueva vida

Familias desalojadas iniciaron su nueva vida

Compartir
Foto de todos los miembros de las familias indemnizadas.
Familias indemnizadas. Créditos de foto: El Vínculo Hispano

Natalia Franco y su familia se tomaron unas última fotos en el lugar que fue su hogar por más de 20 años. El fue el plazo final dado por la empresa Mountaire Farms, para desalojar el terreno donde Natalia y otras 27 familiar vivían.

Mountaire Farms compró un terreno en la ciudad de Siler City, en el lugar conocido por sus habitantes como El parqueadero Johnson’s y en agosto del 2017 por medio de una carta le informó a los residentes del terreno que tenían dos meses para desalojarlo. La familia de Luzdary, una de las afectadas, estaba asustada por la incertidumbre de no tener un lugar seguro donde vivir y la casa móvil donde ella vivía no estaba en condiciones para ser trasladada, por lo que no le quedaba más remedio que abandonar su casa.

Luzdary nos cuenta: primero empezaron a subirle el arriendo del terreno, de $170 paso a $220, y después nos llegó la carta que decía que teníamos dos meses para desalojar. Yo traté de buscar otro lugar donde vivir con mi familia pero no encontré ninguno disponible que estuviera en nuestro presupuesto.

En busca de ayuda

La angustia de estas familias se calmó cuando decidieron pedir ayuda a El Vinculo Hispano, una organización sin animo de lucro que ayuda a latinos en Carolina del Norte.

El Vínculo Hispano organizó muchas reuniones con las familias afectadas y con la empresa (Mountaire Farms) y lograron negociar una indemnización, 8 meses más de plazo y eso nos ayudó mucho, dijo Luzdary.
Esta organización les ayudó a negociar con Mountaire Farms una compensación por pérdidas y costos de mudanza por un total de $10,190 en beneficios.

Nos dieron al principio dos pagos de $2,500. El trato era que si todos nos íbamos el 31 de julio, nos darían $3,500, pero si alguna familia no desalojaba a tiempo, todos perderíamos el dinero. El 31 de julio todos fuimos a ayudar y nos aseguramos de que el lugar estuviera desalojado, dice Natalia Franco.

Todas las familias ya recibieron sus pago de indemnización, aunque fueron meses difíciles, Natalia dice que las cosas salieron bien: De cada cosa mala sale algo bueno, cuando nos enteramos que teníamos que desalojar mi familia y yo estábamos muy asustados porque no sabíamos donde vivir. El dinero que teníamos no era suficiente para mudarnos. Con mi esposo llevábamos años hablando sobre comprar una casa pero no nos atrevíamos, ahora con la indemnización que recibimos y con algunos prestamos que sacamos, por fin tenemos nuestro terreno propio y casa propia.

El Vinculo Hispano está comprometido con aumentar la participación cívica y comunitaria para promover una sociedad justa, equitativa e inclusiva. Si quiere saber más sobre los servicios que ofrece esta organización comuníquese al 919-742-1448 o ingrese a www.evhNC.org

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here