Piden ayuda para unir a madre inmigrante con su hija enferma en Carolina del Norte

Compartir

Ixcell Pérez es una niña de 14 años de edad nacida en Carolina del Norte, quien está luchando contra la leucemia, y sueña estar reunida con su madre Dalia, quien vive en México, pese a que las autoridades migratorias se lo han impedido en dos ocaciones.

Cole Miller, director de la organización Solidarity Now, está llevando a cabo una campaña que busca presionar a las autoridades fronterizas para que permitan el paso de Dalia y así pueda estar junto a su hija durante el tratamiento.

Lucha contra la leucemia

Ixcell nació en Raleigh, pero regresó a México hace unos nueve años con su familia. La niña fue diagnosticada con leucemia el año pasado y fue tratada en Tapachula, Chiapas, en donde vive su familia.

En busca de un tratamiento que salve la vida de Ixcell, ella y su madre viajaron a la frontera con Estados Unidos en San Ysidro, con el objetivo de llevar a la niña a Raleigh. Después de ser detenida durante dos días, tanto a Ixcell como a su madre se les negó la entrada a Estados Unidos.

Un familiar de Ixcell que vive en Estados Unidos viajó a San Ysidro y logró que la niña cruzara la frontera. Pero los funcionarios del Servicio de Patrulla Fronteriza y Aduanas (CPB) nuevamente se negaron a permitir que su madre ingrese al país. Separaron a Dalia de su hija enferma.

Quiero que venga a cuidarme porque la necesito, dijo Ixcell. No es fácil, nunca he estado separada de ella, yo si quisiera estar con ella y que me estuviera cuidando, agregó.

En busca de ayuda

Grupos de fe y activistas locales contactaron al representante David Price, quien escribió una carta instando a la CBP a emitir una visa por razones humanitarias para Dalia. El oncólogo pediátrico de Ixcell escribió cartas instando a Dalia a obtener una visa para que pueda estar con su hija durante los dolorosos y debilitantes tratamientos que va a recibir para enfrentar el cáncer.

Las enfermeras saben lo importante que es tener a un ser querido a tu lado cuando luchas con un tratamiento difícil como este, dijo Bonnie Castillo, directora ejecutiva del National Nurses United (NNU). Al detener a su madre en la frontera, esta Administración está causando daños y traumas duraderos tanto para la niña como para su madre. El dolor de la enfermedad de Ixcell se ve agravado por el estrés adicional de estar separada de su madre. Lo último que necesita una niña es este tipo de estrés tóxico, cuando debería estar ahorrando toda su fuerza física y emocional para combatir su cáncer, agregó.

, Dalia nuevamente intentó cruzar la frontera con las cartas de apoyo, y esta vez fue acompañada con un abogado de la organización Al Otro Lado. Después de detenerla durante horas, las autoridades fronterizas de San Ysidro ordenaron a su abogado que abandonara el edificio y nuevamente negaron la entrada de Dalia a Estados Unidos.

Firmas de apoyo

Usted puede apoyar la campaña en favor de Ixcell y Dalia, visitando la página de Internet de Solidarity Now.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here