Inicio Política e Inmigración Protestan en Carolina del Norte por condiciones inhumanas de niños inmigrantes en...

Protestan en Carolina del Norte por condiciones inhumanas de niños inmigrantes en la frontera

Compartir
Protestan en Carolina del Norte por condiciones inhumanas de niños inmigrantes en la frontera

Mientras nuestro país viola los derechos humanos y obliga a los niños inmigrantes a estar en campos de detención donde son maltratados y abusados, alrededor de 100 defensores y activistas realizaron una protesta enérgica en la oficina del senador Thom Tillis, donde objetaremos vocalmente las inhumanas instalaciones tipo campo de concentración en la frontera sur del gobierno.

Seis niños migrantes han muerto bajo la custodia de Estados Unidos desde el año pasado. El mes pasado, cuatro niños pequeños se encontraron tan gravemente enfermos y abandonados en una instalación de la Patrulla Fronteriza en McAllen, Texas, que abogados tuvieron que obligar al gobierno a hospitalizarlos, según un informe de HuffPost.

Los niños migrantes duermen en pisos de concreto sin acceso a jabón o cepillos de dientes, según un artículo de junio de ABC News. Un médico llamó a las condiciones que vio en dos campamentos de niños de Texas como centros de tortura.

Un artículo reciente de ABC News informó que 900 personas estaban detenidas en una instalación en El Paso, Texas, con una capacidad de 125 personas, con algunos detenidos forzados a vivir en condiciones de hacinamiento durante días o semanas.

Aún más enfermizo, un informe reciente del Departamento de Salud y Servicios Humanos que reveló que miles de menores de edad durante un período de cuatro años informaron sufrir abuso sexual, mientras estaban bajo la custodia del gobierno de Estados Unidos.

¿Por qué estas instalaciones de tortura que se asemejan a campos de concentración tienen permiso para continuar operando? ¿Por qué nuestros funcionarios no están deteniendo estos horrores contra los derechos humanos?

Un artículo de Forbes publicado en abril sugiere por qué: muchos centros de detención son operaciones privadas relacionadas con la administración Trump y se aprovechan del abuso de niños migrantes.

No nos quedaremos en silencio frente a esta campaña de terror que se lleva a cabo en contra de niños, sus padres y otras personas que intentan escapar de la pobreza extrema y la violencia. Dado el entorno peligroso y abusivo en estos campos, exigimos al senador Tillis que llame a detener las atrocidades contra los inmigrantes, a que cierren los campos de detención y pongan a los niños a salvo con sus padres o un familiar en Estados Unidos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here