1 de cada 10 personas en Carolina del Norte usó alcohol o drogas para tratar dolor

1 de cada 10 personas en Carolina del Norte usó alcohol o drogas para tratar dolor
El problema con el fenómeno es la posibilidad de crear dependencia a las sustancias.
Suscríbete al newsletter, es gratis

Una encuesta realizada por un centro para el tratamiento de adicciones reveló que 1 de cada 10 personas en Carolina del Norte (11%) usó alcohol o drogas no prescritas para tratar el dolor desde que la pandemia inició.

El estudio realizado por RiverOaksTreatment.com a 3,650 adultos mayores de 21 años reveló que el estado con mayor consumo de alcohol o drogas para aliviar el dolor fue West Virginia con 29% de los encuestados, seguido por Rhode Island y Lousiana con 25% ambos, cifras que duplican las de Carolina del Norte.

Miedo y ansiedad

38% de los encuestados estadounidenses que han sufrido dolor durante la pandemia no han querido ir al doctor por miedo a contraer COVID-19.

Asimismo, la encuesta reveló que 1 de cada 5 estadounidenses admitió tomar alcohol o drogas no prescritas para tratar la ansiedad desde el inicio de la pandemia.

Por otro lado, casi la mitad de los encuestados (42%) aseguró haber tomado pastillas para dormir con el fin de conciliar el sueño durante la noche si experimentaban dolor severo y no tenía medicamentos disponibles.

Igualmente, el 14% admitió haber bebido alcohol para tratar el dolor moderado.

Daños colaterales

Beber o tomar cualquier sustancia para evitar el dolor no solo es una mala idea, sino que potencialmente puede empeorar una condición médica, dijo la directora de enfermería del River Oaks Treatment Center, Sharon Sabb-Oce.

Asimismo, Sabb-Oce hizo hincapié en un tema ligado al uso de estas formas de automedicación: la posibilidad de experimentar dependencia. Continuar usando una sustancia para adormecer el dolor eventualmente conducirá a un mayor consumo, por lo que no solo está ignorando la queja inicial, sino que puede haber causado que surja otro problema, señaló Sabb-Oce.

Por ello, Sabb-Oce recomienda acudir a servicios de telesalud, es decir, medicina a distancia. Actualmente, algunos centros médicos están proporcionando citas virtuales para sus pacientes.

Muchos proveedores han hecho la transición a citas virtuales y puede haber una opción más razonable para recibir atención, expresó Sabb-Oce.

Para las últimas informaciones locales y en español sobre el coronavirus en Carolina del Norte, visite a La Noticia.

José Cordero

Periodista y docente venezolano. Licenciado en Comunicación Social de la Universidad de Los Andes, Núcleo Universitario “Rafael Rangel”, donde ahora es profesor de Periodismo Digital.