Administración de Trump apeló orden que extiende el conteo del censo hasta el 31 de octubre

conteo censo 2020
En esta imagen de archivo, tomada el 5 de abril de 2020, se muestra un sobre con una carta del censo de Estados Unidos enviada a un residente en Detroit. (AP Foto/Paul Sancya, archivo)

La administración Trump está apelando una orden de una juez federal que extiende por un mes más el conteo del censo 2020.

La juez de distrito de Estados Unidos Lucy Koh, en California, emitió su fallo el jueves en la noche luego de escuchar los argumentos de los representantes legales de la Oficina del Censo. En su medida autorizó prolongar el conteo del censo hasta el 31 de octubre.

La decisión de la juez se dio considerando que la reducción del plazo supondría no contabilizar correctamente a residentes en comunidades minoritarias y difíciles de contar. En este grupo se incluye a quienes son habitualmente subestimadas, como las personas de color e inmigrantes.

 

Apelación del conteo del censo prolongado

Previamente los abogados del gobierno habían indicado que el censo debía terminar a fines de septiembre . De esa manera podrían cumplir con la fecha límite del 31 de diciembre para entregar los datos empleados en la decisión sobre el reparto de escaños.

En una audiencia virtual previa al fallo, se dejó entrever las intenciones de la administración, incluso antes de que Koh emitiera el fallo. “Adelante, apélame”, fue la respuesta de Koh al abogado del Departamento de Justicia, Aleks Sverdlov.

Y como se anticipó el Departamento de Justicia presentó un aviso este viernes apelando la reciente orden de Koh. La solicitud la llevará a cabo la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos.

Las expectativas de la juez Koh se centran en que la impugnación podría llevarse a cabo en vista de que están argumentando que su decisión fue arbitraria y caprichosa.

Cambio repentino por parte de la administración respecto al cierre del censo

Considerando la pandemia y los consecuentes retrasos que suponía para el censo, la administración de Trump pidió una extensión de cuatro meses para el cierre. Pero luego ordenaron acelerar los esfuerzos de conteo para finalizar antes del 30 de septiembre, un mes antes de lo planeado por la oficina. Esto, con la idea de entregar resultados en diciembre al presidente Trump, como lo requiere la ley federal.

Entre la documentación que se preparó de antemano en contra de la demanda, se dio a conocer que según análisis internos acortar el tiempo para el censo aumentaría el riesgo de errores graves en los resultados. Esto llevó a catalogar de “resultados manipulados políticamente” los que surgirían del conteo.

 

Límite del 30 de septiembre se estableció con tareas pendientes

El 5 de agosto la Oficina del Censo anunció que la recolección de datos del censo 2020 se cerraría el 30 de septiembre. Sin embargo, al momento se indicó que faltaba la participación de 1 de cada 3 hogares de Estados Unidos.

Hasta la fecha de este anuncio de cierre del censo se reportó que 93 millones de hogares habían respondido el censo, lo que representaba casi el 63% de los hogares en el país. El porcentaje restante estaba integrado por sectores menos privilegiados.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruta de leer y escribir. Madre y esposa agradecida con la vida.

jgimenez@lanoticia.com