Alabama: Sin luz y en toque de queda por llegada del fortalecido huracán Sally

Huracán Sally en Alabama
Olas rompiendo cerca de un muelle en el Gulf State Park, el martes 15 de septiembre de 2020 en Gulf Shores, Alabama. El huracán Sally se acercaba a la costa del Golfo de México a apenas 3 kilómetros (dos millas) por hora, un ritmo lento que le permitía acaparar una enorme cantidad de agua que descargar luego en tierra. (AP Foto/Gerald Herbrt)
Suscríbete al newsletter, es gratis

El huracán Sally tocó tierra cerca de Gulf Shores, Alabama a las 5:45 am ET, con vientos de 169 km/h que lo hacen ubicarse en la categoría 2. 

Desde antes de su impacto comenzaron los fuertes vientos y torrenciales lluvias en zonas costeras y residenciales. Las inundaciones no se han hecho esperar y se estima puedan ser peores debido a una marejada ciclónica desde la franja noreste de Florida a Mississippi y hasta zonas más al interior durante los próximos días.

Los meteorólogos han pronosticado vendavales e inundaciones históricas, así como devastadoras. Ante el peligro y las condiciones peligrosas, se declaró un toque de queda en la localidad costera de Gulf Shore.

El huracán Sally en Alabama se moviliza a una velocidad de solo 5 km/h. Esto aumenta los riesgos de mantener por tiempo  prolongado las condiciones que se han advertido como catastróficas. Así lo advirtió Ed Rappaport, subdirector del Centro Nacional de Huracanes. “Sally tiene una característica que no se ve a menudo, que es una lenta velocidad de avance, y eso va a agravar las inundaciones”. Dijo además es poco común y podría hacer historia.

Lo peor del huracán Sally aún no ha llegado

Unas 250.000 casas y negocios se han quedado sin luz, según el sitio poweroutage.us. 

Aún se esperan precipitaciones de hasta 76 centímetros en zonas aisladas. Mississippi, Alabama y el Panhandle de la Florida se mantienen en alerta máxima por las lluvias.

En el condado de Escambia, en la franja noreste de Florida, el subjefe de la policía Chip Simmons prometió mantener a los agentes en la calle todo el tiempo que fuera físicamente posible. El condado incluye a Pensacola, una de las ciudades más grandes de la costa estadounidense del Golfo de México.

Antes de tocar tierra en Florida, el huracán se hizo notar en toda la costa norte del Golfo de México. En el sureste de Luisiana, el agua de mar inundó viviendas en terrenos bajos. En Mississipi, el agua cubrió las playas y parte de una autopista costera. Dos grandes barcos casino se soltaron del muelle donde estaban en reformas en Alabama.

El gobernador de Mississippi, Tate Reeves, instó a la gente en el sur de su estado a preparase para inundaciones repentinas.

Tras provocar lluvias en la costa el miércoles, se esperaba que Sally llevará intensos aguaceros a zonas de Mississippi, Alabama, Georgia y las Carolinas esta semana.

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruta de leer y escribir. Madre y esposa agradecida con la vida.