Carolina del Norte detiene uso de la vacuna Johnson & Johnson

Carolina del Norte detiene uso de la vacuna Johnson & Johnson
La pausa ocurre para que los funcionarios y médicos puedan reconocer mejor los signos de trombosis del seno venoso cerebral (CVST), el raro coágulos de sangre.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS) anunció el martes 13 de abril que detendrá temporalmente el uso de la vacuna contra COVID-19 por Johnson & Johnson, siguiendo la guía del gobierno federal.

El anuncio llegó horas después de que el gobierno federal dijo que dejaría de usar la vacuna Johnson & Johnson en sus sitios y recomienda que otros proveedores hagan lo mismo.

En todo el país, hubo seis casos de mujeres que han desarrollado lo que los funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y medicamentos (FDA) dicen es un “tipo raro y severo de coágulo sanguíneo” después de recibir la vacuna de Johnson & Johnson.

“Por una gran precaución, estamos siguiendo las recomendaciones de la FDA y los CDC y hemos detenido la administración de la vacuna Johnson & Johnson COVID-19 hasta que aprendamos más. El sistema de seguridad en vigor está funcionando como debería”, dijo NCDHHS en un comunicado.

Carolina del Norte recibirá 17,700 dosis de la vacuna Johnson & Johnson esta semana, lo que representa una disminución respecto a las 149,800 dosis de la semana pasada, según los registros de los CDC.

Gibbie Harris, Director de la Oficina de Salud Pública del Condado de Mecklenburg, dijo el martes que el condado no tirará la dosis que reciben, sino que los reservarán. Sin embargo, señaló que el gobierno federal detendrá el envío de la vacuna.

Gobierna federal recomienda no usar la vacuna Johnson & Johnson

La vacuna ha sido administrada a 6.8 millones de personas en Estados Unidos, según la FDA.

“En este momento, estos eventos adversos parecen ser extremadamente raros. La seguridad de las vacunas COVID-19 es una prioridad para el gobierno federal, y nos tomamos muy en serio todos los informes de problemas de salud después de la vacunación contra COVID-19″, indicaron los CDC y la FDA en un comunicado de prensa conjunto.

La pausa ocurre para que los funcionarios y médicos puedan reconocer mejor los signos de trombosis del seno venoso cerebral (CVST), el raro coágulos de sangre, y saber cómo ayudar a los pacientes.

Los médicos tratan coágulos sanguíneos con un medicamento anticoagulante llamado heparina, pero ese tratamiento puede ser peligroso cuando un paciente tiene CVST, según las agencias federales.

Los síntomas del trastorno del coágulo sanguíneo pueden incluir dolor abdominal, dolor en las piernas, dolor de cabeza intenso y dificultad para respirar.

Recomiendan que cualquier persona que desarrolle cualquiera de estos dentro de las tres semanas siguientes a recibir la vacuna Johnson & Johnson debe ponerse en contacto con su proveedor de atención médica.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS

Johnson & Johnson: gobierno recomienda detener uso de la vacuna en Estados Unidos

Wake: Usarán vacunas COVID-19 de Pfizer en PNC Arena

Zila Sanchez

Es graduada de Ciencias del Periodismo y Comunicación Social (Multimedia) de la Universidad Estatal Agrícola y Técnica de Carolina del Norte. Es miembro del cuerpo de periodistas de Report for America 2020.

zsanchez@lanoticia.com