Comer poco o demasiado: Los trastornos alimentarios y los latinos

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria y los latinos
Es importante crear conciencia sobre la importancia de la identificación temprana de los trastornos de conducta alimentaria.

A finales de febrero se celebró la semana de la concientización de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA). Los TCA como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón, pueden presentar un reto mayor para el paciente y para toda la familia.

Es importante crear conciencia sobre la importancia de la identificación temprana de estos trastornos, de buscar ayuda profesional para superarlos y quitar el estigma que existe hacia los TCA.

En la comunidad latina, los TCA son más comunes de lo que se piensa. A través de los años, hemos ido creado conciencia sobre la identificación de los TCA en la comunidad latina, pero todavía hay mucho por hacer.

Quiero compartir nueve verdades que fueron desarrolladas por nuestra Directora fundadora del Centro de Excelencia para los trastornos de la conducta alimentaria en UNC-Chapel Hill, Dra. Cynthia Bulik, junto al Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos.

¿Qué sabemos sobre los TCA?

  • Muchas personas con TCA parecen estar saludables, aunque estén extremadamente enfermos/as.
  • Las familias no son culpables y pueden ser los mejores aliados de los pacientes y de su equipo de tratamiento.
  • Un diagnóstico de TCA es una crisis de salud que interfiere con el funcionamiento personal y familiar.
  • Los TCA no son una elección o decisión, son enfermedades serias que están influenciadas por un factor biológico.
  • Los TCA afectan a personas de todos los géneros, edades, razas, etnias, pesos, tamaños, orientación sexual y niveles socioeconómicos.
  • Los TCA conllevan un mayor riesgo, tanto de suicidio como de complicaciones médicas.
  • Los genes y el medio ambiente desempeñan un papel importante en el desarrollo de los TCA.
  • Los genes solos no predicen quién desarrollará un TCA.
  • La recuperación total de un trastorno de la conducta alimentaria es posible. La detección temprana y la intervención son importantes.

Trastornos de la Conducta Alimentaria y nuestros hijos

Para muchos padres/madres puede ser la primera vez que escuchan sobre los TCA, lo cual puede ser una experiencia aterradora y de mucha incertidumbre el saber que su hijo/a está sufriendo de un TCA.

Hay muchos recursos disponibles para ayudarlos a navegar por esta dolorosa experiencia. Lo importante es buscar ayuda lo antes posible para evitar que la situación se complique con las consecuencias médicas.

Junto con los TCA, también podemos observar otras condiciones emocionales como depresión, ansiedad, entre otras condiciones emocionales.

Para mayor información en español puede conectarse con la página de internet de la Asociación Nacional de Trastornos Alimentarios (NEDA, por sus siglas en inglés) o a la página del Centro de Excelencia para los Trastornos Alimentarios (CEED, por sus siglas en inglés) de UNC.

Recuerden que esta información no sustituye una consulta con un profesional de la salud emocional que pueda identificar situaciones particulares. Para mayor información pueden llamar al 984-974-3795.

Mae Lynn Reyes-Rodríguez, Ph.D.
Psicóloga Clínica e Investigadora
Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill
Departamento de Psiquiatría

Mae Lynn Reyes-Rodríguez, Ph.D.

Mae Lynn Reyes-Rodríguez, Ph.D.
Psicóloga Clínica e Investigadora
Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill
Departamento de Psiquiatría