Receta de los langostinos rebozados con salsa agridulce

langostinos rebozados
langostinos rebozados

Los langostinos son un producto muy utilizado en la gastronomía oriental y los podemos encontrar en preparaciones extremas, ya sean picantes como dulzonas. La receta que compartiremos hoy, estos langostinos rebozados con salsa agridulce, se ubica entre los agridulces.

En nuestras cocinas las combinaciones de algunos ingredientes no son muy comunes, pero los platos con toques orientales son cada vez más buscados y deleitados en nuestras cocinas. 

Por ello hoy en día, cada vez más preparamos platos muy interesantes de la cultura oriental, con ingredientes que, en primera instancia, no combinaríamos naturalmente.

Prepara este exquisito plato, verás y comprobarás que queda muy rico, gustan a todo el mundo y lo mejor, son muy fáciles de preparar. 

¿Listo para prepararlo? ¡Vamos adelante!

Ingridentes para 2:

Para los langostinos

12  langostinos (o 24 camarones)

½ taza de harina de trigo

¼ taza de cilantro finamente picado

¼ cucharada de nuez moscada (opcional)

½ taza de cerveza

2 cucharadas de aceite vegetal

2 claras de huevo

Sal y pimienta al gusto

Para la salsa agridulce

½ taza de mermelada de naranja

½ taza de mermelada de durazno

2 cucharadas de jengibre fresco molido

1 cucharada de mostaza

1 cucharada de vinagre (preferiblemente de vino blanco o fruta)

2 cucharadas de jugo de naranja

Sal y pimienta al gusto

Preparación de los langostinos rebozados con salsa agridulce:

  1. Primeramente limpiamos los 12 langostinos pelándolos y quitándoles las venas.
  2. Colocamos la ½ taza de harina de trigo en un bowl agregándole la ¼ taza de cilantro finamente picado,  ¼ cucharada de nuez moscada  y un poco de pimienta.
  3. Mezclamos y vamos agregando gradualmente la ½ taza de cerveza hasta que quede una masa suave. Agregamos por encima 1 cucharada de aceite, cubrimos el bowl y reservamos por 30 munidos a temperatura ambiente.
  4. Luego batimos las 2 claras de huevo que pudieron haber sobrado de alguna receta de sólo yemas. En caso contrario, separamos las claras de la yemas y reservamos ésta última para preparar un plato que lleve solo yemas.
  5. Una vez que la clara levante picos, la mezclamos a la mezcla de harina.
  6. Calentamos la otra cucharada de aceite en un caldero u olla y vamos sumergiendo los langostinos en el aceite caliente por unos 30-40 segundos por cada lado, hasta que doren.
  7. Los retiramos y pasamos por papel secante para escurrirles el aceite sobrante.

Y ya está listo este delicioso y sencillo plato que los deleitará a todos.

Listo, atrévete a prepararlo que te emocionarás al comprobar que es fácil 

José Ameijeiras

Publicista. Transitando como hobby un espacio afín a mi carrera: la Cocina. Un ambiente fértil para la creación, inspiración, potencia los sentidos con los aromas, sabores, colores.