El abuso sexual: cómo detectarlo en nuestros hijos

Consejos de expertos para prevenir el abuso sexual infantil

El temor de todo padre es no saber cuándo sus hijos sufren a manos de personas malintencionadas, especialmente cuando se trata del abuso sexual. En lo profundo del vínculo familiar nace la necesidad de protegerlos y protegerlas de todo mal.

No obstante, el abuso sexual –en ocasiones— es una experiencia silente cuyos signos de alertas debemos conocer para atajarlo.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) han establecido que en el mundo cerca de 150 millones de niñas y 73 millones de niños menores de 18 años han sido obligados a tener relaciones sexuales aún cuando es un delito.

Para que estén conscientes sobre cómo prevenirlo, La Noticia esboza cuáles son los signos a los que deben estar alertas de acuerdo BBMundo:

  • El niño o la niña muestra desconfianza hacia una persona en particular.
  • Imita, juega o dibuja conductas sexuales adultas.
  • Su desempeño académico merma inesperadamente.
  • Siente dolores de cabeza, estómago, insomnio o pesadillas sin causa orgánica alguna.
  • Manifiesta sus emociones de manera distinta.
  • Su apetito aumenta o disminuye.
  • No desea ir al hogar de un familiar o a la escuela.
  • Sin razones aparentes muestra lesiones o infecciones en el área genital.
  • El niño o la niña pierde el control de su esfínter – es decir, se orina sobre la cama.

En caso de que el niño o la niña exprese que le molestó, se le tocó o se le lastimó, es importante creerle. La noticia puede ser dura porque en ocasiones el acusado o la acusada es una persona cercana. No obstante, el esfuerzo que se requiere al revelar un incidente tan doloroso es importante tomarlo en cuenta al momento de tratar o tratar a la víctima.

Es importante decirle que no está solo o sola, que se le protegerá y que resolverán todo juntos en familia.

La Noticia redactó esta nota con información de BBMundo.

Luis Méndez

Luis Joel Méndez González es un integrante del Google News Initiative Fellowship este 2020. Fue parte del ProPublica Emerging Reporters, así como integrante de los Latino Reporters de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ). Está radicado en Puerto Rico, donde ha internado con el Centro de Periodismo Investigativo y Metro Puerto Rico.