Exjugador de NFL fue quien asesinó a 5 personas y luego se suicidó

Exjugador de NFL tiroteo
Phillip Adams jugaba como defensivo (Foto: Archivo)

El pistolero que mató a cinco personas incluido un prominente médico en Rock Hill, Carolina del Sur, era el exjugador de la NFL Phillip Adams.

Quien fuera defensivo de 49ers, Seahawks, Raiders, Jets y Falcons se suicidó la madrugada del jueves 8 de abril, después del tiroteo. 

Así lo confirmó a The Associated Press una fuente a la que se informó sobre la investigación.

La fuente habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar en público.

Pero contó a la AP que los padres de Adams viven cerca de la casa del médico en Rock Hill, y que él había sido tratado médicamente, aunque no se especificó a quién asesinó

Adams se suicidó después de la medianoche con un arma calibre .45.

Por la noche del miércoles 7 de abril se supo de un hombre que mató a cinco personas.

Lo que provocó una búsqueda de una hora que llevó a localizar un sospechoso en una casa cercana, según la Oficina del Sheriff del condado de York.

El exjugador de NFL fue a casa del médico para abrir fuego

La oficina del forense del condado de York dijo que el Dr. Robert Lesslie de 70 años de edad y su esposa, Barbara Lesslie de 69, fueron declarados muertos en el lugar.

Así como sus nietos Adah Lesslie, de 9 años, y Noah Lesslie, de 5.

Un hombre que había estado trabajando en la casa, James Lewis de 38 años y originario de Gaston, fue encontrado muerto a tiros afuera.

Y una sexta persona fue hospitalizada con “graves heridas de bala”, lamentó el portavoz de la Oficina del Sheriff del condado de York, Trent Faris.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Tiroteo: mueren abuelos y nietos en Carolina del Sur

Carolina del Sur en pánico: Tres muertos y una mujer embarazada resultó herida tras un tiroteo

“No se dispara por la espalda nunca”: Familia de afroamericano pide justicia tras ser tiroteado por un policía

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard Kapuściński, la gracia de Milorad Pavić, la belleza de Gustavo Adolfo Bécquer y la penetración de Slavoj Žižek.

maviles@lanoticia.com