Hasta $46 pagarían bebedores de Carolina del Norte por curar la resaca

No lo vuelvo a hacer”, es quizás la frase más común entre las personas que beben alcohol y al día siguiente sufren las consecuencias.

Si bien, todos sabemos que ingerir demasiadas bebidas alcohólicas puede provocar molestias, hay gente que se empecina en seguir tomando.

Fuerte dolor de cabeza, sensibilidad a la luz, náuseas y fatiga al día siguiente, son algunas de las consecuencias de beber en exceso.

Por supuesto, hasta las peores resacas tienden a desaparecer por sí solas, pero no sino hasta después de horas de sueño, agotamiento y un día en la cama.

Es así que una eventual cura instantánea de la cruda es uno de los más grandes deseos de la gente.

Reveladores datos de una encuesta

Una encuesta realizada a más de 3,050 adultos mayores de 21 años hecha por Rehabs.com, un proveedor líder de recursos para el tratamiento de adicciones, encontró resultados sorprendentes.

El estudio reveló que el ciudadano de Carolina del Norte promedio pagaría hasta 46 dólares por una cura milagrosa instantánea para la resaca.

Un precio elevado en comparación con un promedio nacional de 42 dólares.

Desglosados ​​en todo el país, se descubrió que aquellos en Louisiana estarían dispuestos a sacrificar la mayor cantidad de dinero al gastar hasta 83 dólares por desaparecer su cruda.

Mainers parece haber dominado un poco mejor cómo lidiar con la resaca, y la gente aquí está dispuesta a pagar solo 15 dólares por una cura milagrosa.

Resaca causa estragos

En una encuesta alterna de 1,073 bebedores se encontró que para no volver a experimentar una resaca nunca más, más de 1 de cada 3, es decir, el 36 % dice que pagaría voluntariamente por todas las bebidas futuras como sacrificio.

Más de la mitad, el 56 % de los bebedores, dicen que han jurado no volver a beber nunca después de haber lidiado con una resaca insoportable.

Más de 1 de cada 10, es decir, el 12 % de los bebedores admiten haber perdido una fecha límite de trabajo importante o una reunión debido a una resaca.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard Kapuściński, la gracia de Milorad Pavić, la belleza de Gustavo Adolfo Bécquer y la penetración de Slavoj Žižek.

maviles@lanoticia.com