Ideas prácticas para reducir el estrés

Ideas prácticas para reducir el estrés
Suscríbete al newsletter, es gratis

El estrés se ha convertido en parte cotidiana de nuestras vidas. A pesar de sus perjuicios a la salud y el bienestar, el estrés parece ser algo de lo que no podemos deshacernos. Pero incrementar la cantidad de herramientas de relajación en casa puede ser efectivo en la reducción del estrés.

Sólo basta leer algunas encuestas para saber lo estresado que está el público en general. Un sondeo realizado por Northwestern Natural Life indica que el 40 de los trabajadores participantes calificó su empleo como muy o extremadamente estresante.

Por su parte, otro de National Health Interview revela que el 75 de la población general experimenta algo de estrés cada dos semanas. Y el 42 de los entrevistados en un estudio de la Asociación Americana de Psicología (APA) afirma que el estrés se ha incrementado en los últimos años. A continuación útiles consejos para reducir el estrés.

1) Bañera con agua caliente

El agua caliente, el calor y los masajes en una bañera pueden aliviar gran parte de las tensiones corporales causadas por el estrés. La elevación de la temperatura en la parte central del cuerpo por 15 minutos en unos 90 minutos antes de ir a dormir induce un sueño más reparador.

El calor también dilate los vasos sanguíneos para incrementar el flujo de la sangre al tejido adolorido o dañado. Además, el agua proporciona la flotación que reduce tensión en músculos y articulaciones.

2) Ejercicio

Tener una bicicleta estática, una estera o un aparato elíptico en casa puede inducir al movimiento. La ejercitación mejora el ánimo. En un estudio realizado en el por la Universidad Duke, los ejercicios demostraron reducir la depresión severa, así como el consumo de antidepresivos convencionales.

Con frecuencia, el estrés y la depresión están vinculados. La ejercitación libera endorfinas en el organismo, propiciando el bienestar. Otros estudios han demostrado que caminatas rápidas tan breves como de 10 minutos mejoran el ánimo e incrementan el nivel de energía hasta por dos horas después.

3) Masajes

Pocas cosas pueden reducir tanto el estrés como la sensación de unas manos eliminando la tensión muscular. El masaje alivia el dolor, reduce la ansiedad e incluso mejora el funcionamiento del sistema inmunológico.

Hay diferentes tipos de masajes. Una persona puede invertir en una mesa de masaje en casa, y pedirle a su cónyuge o a un familiar que le dé un masaje. Sin embargo, la mayoría prefiere una visita a un spa o a un centro de rehabilitación, confiando en los servicios de un profesional capacitado.

4) Natación

La piscina, al igual que la bañera con agua caliente, puede fomentar sentimientos de relajación. La natación combina el alivio del estrés por el agua con los beneficios del ejercicio. Nadar diariamente puede eliminar el estrés del trabajo y la vida familiar.

Redacción La Noticia