La vacuna COVID-19 llegó a las prisiones de Carolina del Norte

Cárceles Carolina del Norte vacuna COVID-19
(Foto: AP)

El sistema penitenciario de Carolina del Norte recibió su primer lote de vacuna contra el coronavirus.

La sustancia ya comenzó a inyectarse desde este miércoles 20 de enero por la mañana.

“Insto a todos a que se vacunen”, dijo según el Canal 12, Todd Ishee, Comisionado de Prisiones.

“Esta es nuestra mejor oportunidad para proteger la salud y seguridad de nuestros colegas y sus familias, así como de los hombres y mujeres bajo nuestra custodia”, abundó.

“La ciencia nos ha lanzado un salvavidas, todo el mundo debería agarrarse”, insistió.

Prácticamente llegó completo el lote con la dosis

Han llegado alrededor de 1,000 de los 1,300 ejemplares de la vacuna asignados al sistema penitenciario esta semana.

Se espera que el resto llegue y se distribuya en unos días.

Ishee dijo que la asignación de esta semana es correspondiente a la vacuna Moderna.

Estas serán las primeras vacunaciones realizadas por el personal de las prisiones.

Algunos miembros ya habían recibido la vacuna

Pero aclaró que durante las últimas dos semanas, muchos de los miembros del personal sanitario de las prisiones elegibles ya han sido vacunados a través de sus departamentos de salud locales.

“El personal ha trabajado tan duro durante tanto tiempo con esperanza y oración por un día mejor en el futuro”, dijo Ishee.

“Ahora la vacuna está llegando a nuestras cárceles, y podemos ver el camino hacia un futuro sin que este terrible virus controle gran parte de nuestras vidas”, abundó.

“Este es un paso importante”, indicó.

Alrededor de 14,000 empleados trabajan en el sistema penitenciario y la población de delincuentes es de 29,000.

La Guardia Nacional de Carolina del Norte está ayudando a vacunar al personal de la región en la Prisión Central al menos hasta el viernes 22 de enero.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard Kapuściński, la gracia de Milorad Pavić, la belleza de Gustavo Adolfo Bécquer y la penetración de Slavoj Žižek.

maviles@lanoticia.com