Mecklenburg invirtió casi $ 500,000 en campaña de concientización sobre la vacuna COVID-19

Meck vacuna COVID-19
(Imagen: Twitter)

¿Cómo, cuándo y dónde se puede recibir la vacuna COVID-19 en Mecklenburg?

Los funcionarios de este condado de Carolina del Norte están lanzando una nueva campaña publicitaria dirigida a los residentes subrepresentados.

Especialmente, a todos los afectados de manera desproporcionada, indecisos y con mayor riesgo en el proceso de vacunación contra el coronavirus.

El condado invirtió 456,857 dólares para realizar este esfuerzo.

Ya ha habido campañas similares

El año pasado, el condado lanzó una campaña de medios similar centrada en el uso de máscaras que resultó en 55 millones de impresiones.

“Ciertamente espero que la campaña vaya tan bien que regresen y nos pidan que invirtamos aún más”, dijo el comisionado Mark Jerrell a Canal 9.

“Porque descubrimos que estamos logrando una penetración aún mayor en estas áreas de difícil acceso”.

El condado se asociará con empresas pequeñas y pertenecientes a minorías para compartir mensajes clave con sus redes.

Ejemplos de negocios con los que el condado puede asociarse incluyen camiones de comida y peluquerías.

El condado también tiene la intención de comprar anuncios en los boletines de la iglesia y está buscando una “toma de control de la estación del evangelio”.

Que se sepa de la vacuna COVID-19

Durante ocho semanas, el condado planea ejecutar una campaña en Praise 100.9 para la concientización de la vacuna COVID-19.

Terminará con una “toma de control del evangelio” los sábados y domingos, que contará con un número de línea directa para que las personas llamen y hagan preguntas sobre la vacunación.

También se colocarán anuncios en publicaciones impresas y digitales de Charlotte.

Además de los anuncios de radio y televisión, el condado planea anunciar en servicios de transmisión como Pandora y Spotify.

La campaña de concientización durará 12 semanas.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard Kapuściński, la gracia de Milorad Pavić, la belleza de Gustavo Adolfo Bécquer y la penetración de Slavoj Žižek.

maviles@lanoticia.com