Nuevo proyecto brindará representación legal a inmigrantes indocumentados en Charlotte

Nuevo proyecto brindará representación legal a inmigrantes indocumentados en Charlotte
Con aproximadamente 2,000 personas en el sistema de inmigración, Carolina del Norte actualmente carece de un programa de representación universal financiado con fondos públicos.

Defensores de la inmigración nacionales y con sede en Charlotte han lanzado un nuevo proyecto para proporcionar representación legal a inmigrantes indocumentados.

Este proyecto también proporcionará a los inmigrantes indocumentados educación y servicios sociales mientras se ocupan de los procedimientos de deportación.

Iniciativa de la Asociación de Charlotte para Familias Inmigrantes

El nuevo programa se llama Iniciativa de la Asociación de Charlotte para Familias Inmigrantes (CPIFI). CPIFI amplía los servicios que se ofrecen actualmente en Carolina del Norte y ahora coordina los servicios legales, de apoyo y la organización comunitaria.

Con aproximadamente 2,000 personas en el sistema de inmigración, Carolina del Norte actualmente carece de un programa de representación universal financiado con fondos públicos.

Los organizadores del proyecto piloto CPIFI buscan demostrar el valor que podría tener un programa de representación universal en Carolina del Norte.

Con una subvención de $200,000 de Foundation For The Carolinas y $100,000 de Hispanic Federation, el programa piloto busca inicialmente brindar servicios legales en 80 casos.

La Coalición de América Latina con sede en Charlotte pondrá a disposición de los participantes asistencia financiera, alimentaria y de vivienda de emergencia. El programa también tiene como objetivo llegar a cientos de familias a través de talleres educativos comunitarios, incluida la programación conozca sus derechos encabezada por Action NC.

Representación legal a inmigrantes indocumentados

Una de las primeras personas en beneficiarse del nuevo programa fue Viviana Pineda Olivia, a quien se le ajustó su estatus a residente permanente legal a principios de este mes, luego de una audiencia ante un juez de inmigración. Viviana estuvo representada por un abogado del Charlotte Center for Legal Advocacy, uno de los socios del nuevo programa.

Los inmigrantes llevados a procedimientos judiciales a menudo son elegibles para un estatus legal. Pero la extrema complejidad de la ley de inmigración significa que una persona sin un abogado a su lado casi no tiene posibilidades de protegerse de la deportación, dijo Sharon Dove, Directora de Justicia para Inmigrantes Programa con el Centro de Defensa Legal de Charlotte.

En 2014, Viviana llegó a los Estados Unidos desde Honduras a los 12 años con su hermana y su madre. Después de ser puesta bajo la custodia de su tía, solicitó el estatus de inmigrante juvenil especial (SIJS) basándose en un historial de abuso y abandono por parte de su madre. Su solicitud fue denegada y un juez de inmigración ordenó su expulsión, decisión que fue apelada con éxito.

Finalmente concedida SIJS, Viviana, ahora de 18 años, se graduó recientemente de la escuela secundaria en Charlotte y espera alistarse en el ejército de los Estados Unidos.

Cuando escuché que obtuve la residencia lloré mucho, porque este ha sido un proceso muy difícil, y por momentos tenía miedo y no sabía lo que estaba pasando, dijo Viviana Pineda Olivia. No tengo palabras para describir lo mucho que significaron mis abogados para mí. Siempre estaban enfocados en mí, recordándome que me cuidara. Me dieron esperanza y eso es todo lo que necesitas.

Para las últimas noticias locales y en español, visite a La Noticia.

Marlen Cardenas

Estudiante Diversity Scholar de periodismo y relaciones públicas en la Appalachian State University. Nació en Monterrey, México. Actualmente vive en Carolina del Norte. Periodista de La Noticia y The Appalachian.

mcardenas@lanoticia.com