Oraciones que los niños deben aprender en su infancia

oraciones-que-todo-nino-debe-aprender-en-su-infancia

Algunas oraciones para niños se convierten en sus guías espirituales desde la infancia. Y son además una herramienta para formar valores tempranos basados en la espiritualidad.

LEA TAMBIÉN: Importancia de educar valores en el hogar

Oraciones básicas para niños

El Padrenuestro

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Avemaría

Dios te salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

La señal de la Santa Cruz

Por la Señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos. Líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oraciones para niños antes de dormir

Oración al Ángel de la guarda

Ángel de la Guarda, dulce compañía, no me desampares, ni de noche ni de día, hasta que me pongas en paz y alegría con todos los santos, Jesús, José y María.


Niño Jesús ven a mi cama, dame un besito y hasta mañana.


Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, con la Virgen María y el Espíritu Santo.


Cuatro esquinitas tiene mi cama, cuatro angelitos que me la guardan, dos a los pies, dos a la cabecera y la Virgen María que me acompaña.

Oraciones infantiles para bendecir y agradecer

Gracias Dios por acompañar a mi familia. Bendice cada día para que tengamos salud, amor y paz en nuestro hogar. Amén.


Gracias Señor por nuestros alimentos. Te pedimos que nunca nos falte la comida en la mesa de todos los hogares del mundo. Amén.


Papá Dios, siempre que me acuerdo pienso en ti. Quiero que bendigas mi día que empieza y que estés conmigo todos los días de mi vida. Gracias Papá Dios. Amén.


Perdóname, Señor Jesús, porque hoy sentí celos y rabia. Tuve rabia de mi hermanito y de mis amigos. Disculpa Señor, porque hoy me enfadé y dije cosas feas. Ayúdame a mejorar y a no hacer más cosas malas.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruta de leer y escribir. Madre y esposa agradecida con la vida.

jgimenez@lanoticia.com