Organizaciones: “Dinero de ayuda para inquilinos tarda demasiado en Winston-Salem”

CDC: Extienden moratoria para evitar desalojos hasta junio
La nueva moratoria de los CDC aplica a las personas que ganan menos de $99,000 al año.

Una organización local solicitó a la Ciudad de Winston-Salem y al Condado de Forsyth que asignen fondos de vivienda a la comunidad que enfrenta desalojos. Igualmente piden hacer que los propietarios sean responsables de una vivienda justa.

La ciudad recibió $8.1 millones y el condado recibió $4.4 millones por alquiler y ayuda en servicios públicos ($12.5 millones en total) como parte del paquete de estímulo de diciembre de 2020.

Sin embargo, Housing Justice Now, la organización que apoya a los inquilinos locales, dijo que las entidades gubernamentales no están distribuyendo la financiación lo suficientemente pronto.

La ciudad declaró que los fondos estarán disponibles a través de las organizaciones locales a partir del lunes 5 de abril.

Los funcionarios municipales y del condado han dicho que encontrar las organizaciones locales apropiadas para ayudar a distribuir la ayuda financiera es un proceso que toma tiempo.

Es “demasiado tiempo” para distribuir fondos

La Ciudad dice que esperan dispersar fondos dentro de las dos semanas siguientes a comenzar el proceso de distribución individual. 

Sin embargo, los activistas dicen que eso es demasiado tiempo ya que Carolina del Norte requiere siete días entre presentaciones de desalojo y audiencias.

Reneé Wimbish, de Housing Justice Now, dijo que los planes originales de los gobiernos no prohibía a los propietarios que recibieran pagos de los inquilinos o de programas de ayuda para seguir adelante con los desalojos.

“[Los funcionarios del gobierno] están esperando 14 días para que el propietario responda a los pagos directos de los programas de ayuda. Y luego, si no responden, simplemente le darán el dinero al inquilino. Bueno, puedes ser desalojado en 14 días. Siete días después de que un propietario solicite el desalojo, puedes estar en la corte. Así que eso simplemente no va a funcionar”, dijo Wimbish a La Noticia.

En Carolina del Norte, una vez que un propietario tiene una sentencia judicial contra un inquilino, puede proceder con el desalojo incluso si un inquilino paga su deuda. A menudo, los propietarios aumentan el alquiler después de los desalojos y buscan nuevos inquilinos dispuestos a pagar el precio más alto.

El lunes 15 de febrero, Housing Justice Now documentó 176 audiencias de desalojo en Winston-Salem en el Tribunal de Reclamos Menores del Condado de Forsyth, a pesar de que los funcionarios del condado afirmaron que los desalojos no deberían ser “un problema” hasta septiembre con la moratoria de los CDC establecida.

“Estamos preparándonos ahora mismo para los desafíos en este período entre ahora y el 5 abril. Garantizo que habrá desalojos hasta entonces”, dijo Wimbish.

Inquilinos de bajos ingresos tienen problemas de servicios básicos

Muchos inquilinos han estado viviendo con problemas tales como unidades de calefacción rotas, ventanas rotas, electrodomésticos rotos, pisos y paredes de mala calidad, goteos, moho, e infestaciones de roedores.

Housing Justice Now dijo que alienta a Winston-Salem a hacer que los inquilinos sean más conscientes de sus derechos a llamar al 311. También quieren hacer que Winston-Salem emita órdenes de reparación contra los propietarios si se encuentra que viola los estándares mínimos en el código de vivienda.

“A pesar de que están pidiendo a la gente que se presenten a la corte, los inspectores de código todavía no están entrando en los hogares de la gente. Esperan a los inquilinos que graben en video la condición, y bajo especificaciones muy estrictas. Muchos de nuestros inquilinos son de bajos ingresos, y muchos simplemente no tienen la capacidad de hacer eso”, dijo Wimbish, explicando lo complicadas que han sido las órdenes judiciales desde el inicio de la pandemia.

“Hacer cumplir las regulaciones de seguridad es solo una de las pocas defensas que tienen como inquilinos en Carolina del Norte. Es frustrante porque tendrán entre 10 y 50 inquilinos metidos en una sala de audiencias, y eso se considera seguro. Sin embargo, un inspector de código que entra en un hogar no lo es”, agregó.

Buscan transparencia en Winston-Salem

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos afirma que los gobiernos locales sólo pueden utilizar un máximo del 10 % de los fondos de vivienda para gastos administrativos.

Sin embargo, en un correo electrónico del 4 de marzo, el Director de Desarrollo Comunitario declaró el presupuesto: “El 90 % ($10,377,482.20) se destinará a la asistencia directa. El 10 % restante se utilizará para gastos administrativos”.

Si la ciudad y el condado sólo pueden quedarse con el 10 % de los $12.5 millones para la administración ($1.25 millones), parece que falta casi un millón de dólares.

“Han evadido esa pregunta tres veces. Son matemáticas bastante simples. Nuestro proceso de pensamiento es que creen que pueden pagar por la administración, y luego tomar 10 %. Es muy claro por el Departamento del Tesoro: 10 % es para cubrir los costos de administración. Le pedimos que rindan cuentas“, dijo Wimbish.

“Mucha gente no tiene idea de lo que está pasando. Creemos que la vivienda es un derecho humano. Creemos que la vivienda es la salud. Sin una casa, es más probable que te enfermes. Y con el COVID-19 en este momento, eso es un peligro serio”, concluyó.

Para obtener más información sobre la ayuda proporcionada por la organización, visite Housing Justice Now.

Zila Sanchez

Es graduada de Ciencias del Periodismo y Comunicación Social (Multimedia) de la Universidad Estatal Agrícola y Técnica de Carolina del Norte. Es miembro del cuerpo de periodistas de Report for America 2020.

zsanchez@lanoticia.com