Puede que usted tenga presión arterial alta y no lo sepa

Puede que usted tenga presión arterial alta y no lo sepa

Los latinos actualmente constituyen el 17 de la población de Estados Unidos y nuestros números están creciendo. Si bien traemos nuestra cultura, valores y tradiciones a Estados Unidos, desafortunadamente, también traemos nuestro riesgo de presión arterial alta.

Hoy en día casi el 30 de todos los estadounidenses de más de 18 años de edad tienen presión arterial alta. Aunque el índice en los latinos es aproximadamente el mismo, el control es peor en los latinos que en el resto de la población. Tristemente, la presión arterial alta es también subdiagnosticada entre los latinos en comparación con el resto de la población.

La presión arterial alta

También llamada hipertensión, es la principal causa de enfermedades del corazón, derrame cerebral y enfermedades renales. A menudo se le llama el asesino silencioso porque rara vez presenta síntomas.

Los antecedentes familiares, el sobrepeso, la falta de ejercicio y las dietas altas en sal contribuyen a nuestro riesgo. Tener la presión arterial alta junto con diabetes, que es también común en la población latina, aumenta aún más el riesgo de ataque al corazón y derrame cerebral.

Afortunadamente, hay muchas cosas que podemos hacer tanto individualmente así como en familia para protegernos y para tratar la presión arterial alta.

Tenemos la suerte de tener acceso a alimentos sanos, buenos medicamentos y doctores, y la tecnología personal (teléfonos inteligentes, monitores de actividad, etc.), que hacen que sea fácil de diagnosticar y tratar la presión arterial alta para volver a ser saludable y mantenerse así.

¿Qué hacer?

El primer paso, por supuesto, es la prevención.

Estilo de vida

Caminar 20 minutos cada día puede reducir el riesgo de desarrollar hipertensión en casi un 30. Bajar de peso y evitar el exceso de sal en nuestra dieta también ayuda. La llamada dieta DASH es una forma fácil de seguir y comprobada para bajar de peso y reducir la presión arterial.

Control periódico

Debido a que no hay síntomas de hipertensión, el ser diagnosticado también es importante. Asegúrese de tener chequeos regulares y de hacerle saber a su médico si otros miembros de su familia tienen o han tenido presión arterial alta.

Consulte a su médico

Existen muchos medicamentos que puede usar y si le informa a su médico de los problemas que pueda tener, será más fácil para él o ella elegir el mejor para usted.

Constante con el tratamiento

Si usted es diagnosticado, asegúrese de tomar sus medicamentos regularmente y como se le indica. Ningún medicamento en el mundo le ayudará si lo deja en el frasco. Infórmele a su médico de inmediato, si usted no se siente bien o si tiene inquietudes sobre los efectos secundarios. No pare de tomar el medicamento simplemente.

Hable con su médico acerca de sus factores de riesgo, vaya a dar una agradable caminata y vigile su dieta un poco mejor. De esa manera usted puede esperar tener muchos años nuevos más.