Se negaría visas a inmigrantes que no puedan probar que tienen seguro de salud

Se negaría visas a inmigrantes que no puedan probar que tienen seguro de salud

A partir , se negarán las visas a los inmigrantes que sean una carga financiera al sistema de atención médica de Estados Unidos, según una proclamación emitida por el presidente Donald Trump.

Los ciudadanos extranjeros deben demostrar que tienen seguro o pueden cubrir sus propios costos de salud antes de ingresar a Estados Unidos, dijo la Casa Blanca.

La nueva norma emitida se produce cuando Trump está intensificando sus esfuerzos para cumplir sus promesas de campaña para frenar la inmigración.

El gobierno de Trump continúa su agenda racista apuntando a los inmigrantes a través de una política cruel dirigida principalmente a los familiares de los que ya están aquí. Este es el último intento de la administración Trump de restringir la inmigración solo a los ricos y usar el estatus económico para discriminar en lugar de tratar de reunir a las familias, dijo Karen Baynes-Dunning, Presidenta y CEO interina del Southern Poverty Law Center.

Lucha en las cortes

Al igual que con otras medidas migratorias, se espera que organizaciones sociales interpongan demandas legales para detener esta nueva medida.

Recientemente jueces federales en tres estados bloquearon temporalmente la política del presidente Donald Trump de negar la residencia (green card) a inmigrantes que usen programas públicos como: Medicaid, o cupones de comida, dando un golpe a una de las medidas más agresivas del presidente Donald Trump para frenar la inmigración legal.

Las decisiones de los magistrados de California, Nueva York y Washington se produjeron en rápida sucesión, solo cuatro días antes de que la nueva regla llamada de carga pública entrara en vigencia, lo cual estaba previsto para .

Los jueces se pronunciaron a favor de 21 estados y el Distrito de Columbia, que impugnaron la política de la Casa Blanca, casi inmediatamente después de que se anunciara en agosto. La norma permitía al servicio de inmigración negar beneficios migratorios, incluso la residencia legal permanente (green card) a extranjeros que utilizan ayudas públicas, tal como cupones de comida, asistencia médica o ayuda para el pago de la vivienda, entre otros.

Como ha sido obvio ahora durante años, las políticas de esta administración no han hecho nada para abordar realmente el problema de nuestro sistema de inmigración quebrantado. En cambio, su enfoque radica únicamente en reunir su base política de extrema derecha a través de demonizar a los inmigrantes e implementar algunas de las prácticas más crueles que nuestra nación haya visto jamás, agregó Baynes-Dunning.

Redacción La Noticia