¿Son ciertas o no?: Teorías conspirativas impactan a los latinos durante las elecciones

Teorías conspirativas impactan a los latinos durante las elecciones
Pastor Daniel Busquetts (izquierda) cree que los demócratas forman parte de un plan para transformar a Estados Unidos en un país socialista totalitario, al estilo de Cuba. Al contrario, Daniela Rodríguez-Puente (derecha) siente que las teorías conspirativas no son fuentes válidas de información.

A medida que las elecciones del 2020 se acercan cada día, más y más latinos están expuestos a teorías conspirativas en las redes sociales, pero ¿se puede confiar en ellas?

Una de las teorías conspirativas que está cobrando popularidad entre ciertos latinos conservadores es la de QAnon: Un personaje anónimo que asegura que el presidente Donald Trump está luchando contra una red de abusadores de niños, que incluyen prominentes demócratas y celebridades. Esta teoría ha circulado las redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram por varios años, pero según usuarios latinos, se ha intensificado su propagación en las últimas semanas.

Las teorías conspirativas partidista son ciertamente ingeniosas y, a veces, pueden conseguir que la mitad de los miembros de un partido te apoyen, dice Joseph E. Uscinski, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Miami.

Dónde empiezan las teorías

Personas con claras preferencias partidistas esbozan estas teorías basadas en conjeturas, no en evidencia sólida. Van de la boca de sus creadores a las redes sociales donde son compartidas por personas que se identifican con un rechazo al sistema establecido.

Según la Universidad de Nueva York, el 9 % de los estadounidenses compartió enlaces de sitios de teorías conspirativas en Facebook durante la campaña electoral presidencial del 2016. Este comportamiento se notó con mayor frecuencia entre personas mayores de 65 años.

El desarrollo de las redes ha hecho que ahora estas noticias falsas se difundan mucho más fácilmente, dijo a La Noticia Paul Mena, profesor de comunicación en la Universidad de California en Santa Bárbara, quien es experto en el tema de la desinformación.

En el caso de los latinos en Carolina del Norte, las teorías conspirativas son compartidas por aplicaciones como Messenger y WhatsApp, donde pueden enviarlas a varios destinatarios a la vez, generando un efecto multiplicador.

Cuando vemos una información, tendemos a compartirla en redes sociales muchas veces sin verificarla. Esto implica que todos podemos ser víctimas de las noticias falsas, agrega Mena.

Las elecciones 2020

Existe la percepción de que buena parte de las teorías conspirativas difundidas entre los latinos de Carolina del Norte este año apoyan al presidente Trump.

Donald Trump no será el hombre más perfecto en el mundo, pero creo que fue puesto allí por Dios porque tiene valores bien fundamentales, dijo a La Noticia Daniel Busquetts, pastor de una iglesia cristiana en el área de Charlotte, quien es de origen dominicano. Su iglesia reparte gratis alimento a los más necesitados cada semana.

Muchos seguidores del presidente se han sentido con permiso para difundir estas noticias no comprobadas, justamente porque el propio Trump ha compartido muchas teorías conspirativas y mucha desinformación en sus redes sociales. A finales de agosto, Trump publicó varios tuits alegando que el número de muertos por coronavirus ha sido exagerado y que las protestas contra el racismo sistémico son en realidad un golpe de estado organizado en contra de él.

Cuando una desinformación es difundida por las redes sociales de una figura pública; esa desinformación puede ser creíble por parte de muchas personas que confían en esa persona, explicó Mena.

Una teoría que cree y difunde Busquetts es que los demócratas forman parte de un plan para transformar a Estados Unidos en un país socialista totalitario, al estilo de Cuba.

Detrás del Partido Demócrata, hay una línea socialista que obviamente mucha gente se ha dado cuenta, pero la mayoría no, dijo Busquetts. Convertimos en Cuba o Venezuela sería un caos total.

En múltiples foros el candidato presidencial Joe Biden ha rechazado esta idea.

La pandemia

Otra gran teoría conspirativa que sigue circulando en la comunidad latina de Carolina del Norte asegura que la pandemia del coronavirus (COVID-19) fue planeada por el gobierno federal y estatal; especialmente el Dr. Anthony Fauci, el líder del Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca; todo como un plan para desacreditar a Trump.

El Dr. Anthony Fauci es una de las personas que están detrás de todo esto, dijo Busquetts. ¿Cómo es posible que en el 2017 el Dr. Fauci advirtió sobre una posible pandemia?

Alrededor de este tema también circula la idea de que la pandemia no es tan grave como se cree, pese a más de 220,000 fallecidos por el COVID-19. La gripe es más peligrosa que el coronavirus, aseguró a La Noticia Javier Marín, un electricista de Charlotte; quien comparte varios mensajes emitidos desde la Casa Blanca en donde se ha tratado de minimizar los efectos del coronavirus.

Al final todos lo vamos a tener, agrega Marín quien contrajo COVID-19 en julio, se recuperó y no ha dejado de trabajar o mantener reuniones sociales.

Thom Tillis, el senador de Carolina del Norte, también comparte esta visión y públicamente ha hablado del concepto de inmunidad colectiva que, según el Dr. Anthony Fauci, conduciría a una cifra enorme de muertos.

Thom Tillis está alejado de la realidad, y está diciendo imprudentemente teorías conspirativas que son peligrosas para la salud pública; dijo Casey Wilkinson, director ejecutivo de Piedmont Rising en Carolina del Norte.

En el mismo tema, mucha gente atribuye la enfermedad del COVID-19 al gobierno de China, nuevamente como un complot contra Estados Unidos. Incluso Trump usa el término virus chino para culpar a este país.

Se cae la economía de Estados Unidos, se cae la economía de Europa, China está al control y se queda con todo, añade Busquetts.

¿Estas teorías influyen en los votantes latinos en las elecciones?

Daniela Rodríguez-Puente, una estudiante de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y ciudadana de Estados Unidos, siempre ve varias teorías conspirativas en las redes sociales.

Cuando veo estas teorías conspirativas en el internet, obviamente me frustra que todavía las compartan, pero no me causa tanto enojo como para decir no voy a votar, dijo a La Noticia Rodríguez-Puente. Tampoco me hace sentir mejor en esta situación que estoy donde es mi primera vez que voy a votar.

Según Rodríguez-Puente, la difusión de las teorías conspirativas tiene que ver con las diferentes generaciones. Su madre y su tía siempre le preguntan si una noticia en Facebook es verdad.

Muchas veces la gente solo tiene tiempo de leer el título. Leen un título que es bien absurdo, y porque están tan ocupados, dicen ah okay eso es cierto, agregó Rodríguez-Puente.

La joven pide que la gente verifique la información que lea en las redes sociales y comprueba la fuente porque según ella, es peligroso leer información, creer que es verdad de inmediato y compartirla.

Para las últimas noticias locales y en español, visite a La Noticia.

Julian Berger

Estudiante de periodismo y español en UNC Chapel Hill. Participó en los noticieros Carolina Ahora y Carolina Now, donde ganó el premioMVP. Miembro de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos.

jberger@lanoticia.com