Vivir juntos: ¿Su familia a su manera o a la manera del gobierno?

Vivir juntos: ¿Su familia a su manera o a la manera del gobierno?

Para la mayoría de las parejas, la decisión de cuándo mudarse juntos, comprometerse y casarse es una decisión mutua entre cada pareja. Si te enamoraste a primera vista, tal vez decidas comprometerte y casarte rápidamente. Si ambos son cautelosos, tal vez quieran vivir juntos por un período de tiempo antes de decidir si el matrimonio es la opción correcta.

Para dos ciudadanos estadounidenses, el plazo en el que vivan juntos antes de casarse está bajo su control, pero para un ciudadano estadounidense enamorado de su pareja que no tiene la ciudadanía, el plazo de su relación se rige más a menudo por las leyes de inmigración.

Visa para novios

En Estados Unidos no hay ninguna visa disponible que permita a un novio o novia vivir en Estados Unidos para determinar si quieren casarse con su pareja.

La opción más cercana sería la visa K1. Una visa para prometido K1 permite estar en prometido sólo 90 días en Estados Unidos antes de que la pareja deba casarse, o el prometido deba irse. Las personas que quieren vivir con su pareja antes de proponerse matrimonio, encuentran esta opción comprensiblemente frustrante.

El problema con la visa de turista

Algunas personas usan visas de turista para visitar a su pareja en Estados Unidos, pero las visas de turista no pueden usarse para vivir a tiempo completo en Estados Unidos. En este caso, la pareja nacida en el extranjero a menudo debe mantener un contrato de arrendamiento, un trabajo o estudios en su país de origen. O bien, se arriesgan a provocar la sospecha de las autoridades de inmigración. Si las autoridades de Inmigración sospechan que han estado viviendo con su novio y novia (excepto para una visita corta), su visa de turista podría ser cancelada.

Otro obstáculo es que no todos los extranjeros son elegibles para una visa de turista para venir a Estados Unidos. Los ciudadanos de muchos países deben solicitar una visa de turista en una embajada de Estados Unidos en su país de origen. También deben demostrar que tienen recursos financieros adecuados y vínculos con su país de origen antes de que puedan viajar a Estados Unidos. Además, deben probar que sólo vendrán por un período corto.

Este es un estándar alto que hay que cumplir. Por lo tanto, a muchas parejas de ciudadanos estadounidenses se les niega la oportunidad de visitar Estados Unidos incluso en un viaje temporal. Esto obliga al ciudadano estadounidense a ser la persona que gasta todo el dinero y los días de vacaciones visitando a su pareja, en lugar de dividir esa carga por igual.

Obstáculos y desafíos

Las parejas que deciden casarse a pesar de estas restricciones enfrentan todo un nuevo conjunto de obstáculos y desafíos. Los tiempos de procesamiento de las peticiones y solicitudes, las fechas de disponibilidad de las entrevistas, los desafíos de documentación y las altas tarifas pueden contribuir a retrasar la llegada de su cónyuge a Estados Unidos.

Los retos y reveses pueden parecer a veces abrumadores. Si necesita ayuda para clasificar sus opciones y entender cómo puede recuperar parte del poder para usted mismo en esta importante decisión, Dummit Fradin puede ayudarle. Nuestros abogados de inmigración lo acompañarán a través de todas sus opciones de principio a fin. Le ayudaremos a identificar el camino que mejor se ajuste a sus planes para su familia.

Devon Senges

Abogada de inmigración
Dummit Fradin Attorneys at Law
412 W. Market St
Greensboro, NC 27401
336-777-8081