Sus vecinos están sufriendo por la pandemia y necesitan de usted

Sus vecinos están sufriendo por la pandemia y necesitan de usted
Pregunte a sus vecinos y amigos si tienen suficientes alimentos y vea la manera de ayudarlos.

Sus vecinos están sufriendo por la pandemia. Ya hemos entrado al octavo mes desde que se nos anuncio que un virus maligno había llegado a nuestro territorio.

La vida de muchos ha cambiado. La pérdida de seres queridos, trabajos y viviendas son la noticia del día. Pero en medio de todo esto, surgen pequeños rayos de esperanza para un día mejor. En muchas ocasiones, esos agentes de esperanza podemos ser nosotros mismos.

Muchos vecinos están sufriendo por la pandemia

En Carolina del Norte las escuelas siguen cerradas y los niños estudian en línea. Esto vino a cambiar la vida de muchos padres y han tenido que adaptarse al desafío.

La consecuencia para muchos de estos padres ha sido dejar de trabajar para atender la escuela de sus hijos y estar presentes durante el día de clases. Muchas son madres solteras que tienen que sostener el hogar pagando renta, la comida y demás.

En medio de todo este desafío, unos días atrás, el gobernador Roy Cooper dio un anunció. Dijo que es posible que a las familias con hijos menores de 17 años, se les ofrezca una cantidad de dinero para aliviar un poco la situación económica que están pasando.

Una buena noticia para las familias

Se les entregarán unos $335 a familias que hayan reportado sus impuestos del 2019 para el 15 de octubre 2020. Que puedan probar que residieron en el estado por todo el año 2019 y hayan reportado por lo menos un hijo de 17 años o menor.

La información oficial dice que se le enviará el dinero para el 15 de diciembre del 2020. Esto a través de la cuenta directa que la persona haya usado para recibir su cheque de impuesto a la renta.

Si no llenan sus impuestos entonces se tendrá que llenar una solicitud con la Secretaria del Tesoro de Carolina Del Norte, para poder obtener estos fondos.

Para Sandra, una madre soltera que tiene que salir a trabajar todos los días esta ha sido una buena noticia. Ella tiene que dejar su hijo de 11 años, con su hermano de 16, para que estudien en casa.

Ella me comentó que la última vez que se les dio una ayuda era específicamente para comprar comida y eso le ayudó mucho para que los niños tuvieran alimento. Le parece bien que hoy le ofrezcan el dinero de esta manera, pues ella les puede comprar alguna ropa para el frío y otras cosas que les hacen falta a los muchachos.

Ningún niño debe quedarse sin la ayuda del gobierno

Desafortunadamente, no se sabe hasta este momento, cómo se hará con el resto de los niños que están en la escuela, pero que sus padres no reportan sus impuestos. Esperemos que en algunos días sepamos cómo es que se les va a ayudar a esos niños, pues no pueden quedarse afuera.

Aunque me parece muy bien que estos fondos vayan a los niños de padres que llenan sus impuestos, pero me parece que tiene que haber una manera de ayudar a todas las familias con niños pequeños, sin que llenar impuestos sea un requisito.

Mientras llega otra ayuda, es importante que usted, y yo nos apersonemos con los niños que viven a nuestro alrededor. Pregunte a sus vecinos y amigos si tienen suficientes alimentos y vea la manera de ayudarlos y proveer un poco de alimento o una muda de ropa para ellos.

Estamos en medio de una crisis y atravesando tiempos muy difíciles. No olvidemos que quizás nuestros vecinos están peor que nosotros y que aun guardando distancia, tratemos de contribuir y traer un poco de alivio al necesitado.

Ya Dios se encargará de pagarnos y que a nosotros no nos falte nada. La mejor manera para estar bien es ver la necesidad de otro. Tratar de suplirla y de esa manera nuestras cargas, necesidades y preocupaciones serán más llevaderas y ligeras.

Maudia Meléndez

Por tres décadas ha servido en su ministerio pastoral y en la organización Jesus Ministry. Presidenta de la Federación de Iglesias Cristianas. Autora del libro: El encuentro que me transformó