Aumentan las consultas médicas por video durante la pandemia del coronavirus

Telemedicina: una herramienta crítica durante coronavirus

El Dr. David Wheeler comenzó a ofrecer su servicio de telesalud, consulta a distancia, desde su consultorio de neurología de Wyoming hace 10 años, con el fin de dar servicio en forma regular a pacientes que viven en zonas remotas. Atendía diario de tres a cuatro pacientes por video o telefónicamente, una quinta parte de su práctica regular.

Luego comenzó a contagiarse el coronavirus por todo el país, y, ahora, indicó, está programando a cada uno de sus pacientes para consulta virtual, aunque Wyoming tenga una cantidad relativamente baja de casos de COVID-19. Su personal está trabajando desde su casa.

Tratamos de no reproducir los errores que otros han cometido al esperar demasiado para restringir la exposición en la comunidad, dijo Wheeler. Ahora, todo nuestro contacto es virtual y espero hacerlo de esta forma durante varias semanas o meses.

Es el momento de la telemedicina

Siendo una dinámica que ya avanzaba antes de la crisis de salud pública, la telemedicina ahora se convierte rápidamente en una herramienta crítica para prevenir la exposición, así como para liberar personal y suministros médicos, con el objetivo de aliviar la presión que sufren los sistemas de salud en áreas con grandes cantidades de casos.

En El Centro Médico de Boston, el afiliado docente de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, así como centro de traumatología y servicios de emergencia más grande de Nueva Inglaterra, la telemedicina se utilizaba raramente antes del brote del novel coronavirus.

No teníamos la capacidad clínica para hacerlo, dijo la Dra. Rebecca Grochow Mishuris, doctora internista y directora general asociada de información médica del centro. En estos momentos ya configuramos el sistema de telemedicina y estamos utilizando toda su capacidad. Lo logramos en 48 horas.

Mishuris dijo que el Centro Médico de Boston está programando unas 1,500 consultas telefónicas diarias y que también comenzaron a hacer consulta por video.

Medicare cubre estas consultas

A mediados de , el gobierno federal facilitó este proceso al relajar las reglas de HIPAA con el fin de permitir que Medicare reembolsara consultas médicas llevadas a cabo con tecnologías tales como Skype, FaceTime y Zoom. Asimismo, en 42 estados y Washington, D.C., las aseguradoras del sector privado tienen la obligación de ofrecer por lo menos cierta cobertura para servicios de telemedicina. Wheeler dijo que los seguros privados en su estado comienzan a seguir esa tendencia.

Ahora tenemos una expectativa razonable de que se nos pague, agregó Wheeler. Eso nos ayuda a mantenernos abiertos ya que también tuvimos que cancelar todos los procedimientos electivos, lo cual hizo que perdamos dinero.

Llame a su médico

Los pacientes que no están seguros de cuándo hacer una consulta por teléfono o video, en lugar de en persona, deben llamar a sus médicos debido a que las decisiones se hacen caso por caso.

No podemos hacer todo por teléfono o video, pero sí podemos hacer mucho, dijo Mishuris. paciente puede mostrar sus síntomas de urticaria, podemos ver si respiran demasiado rápido, si tienen la cara caída. Gran parte de la medicina es escuchar al paciente y entender en qué estado se encuentra y cómo piensa que llegó a sentirse así.

En la situación de estos momentos, podríamos decirle que acuda a consulta en tres meses, pero que llame si le pasa una u otra cosa, añadió.

Lo que se puede hacer en video

Aunque no los puedan ver, los doctores que atienden por audio o video guiarán a los pacientes acerca de cómo presentar sus síntomas, dijo Mishuris. Por ejemplo, Podrían pedirle que abra la boca y saque la lengua frente a un espejo para luego comunicar lo que está mirando. Sin embargo, si escuchamos algo durante la consulta que nos haga pensar que el paciente debe presentarse en persona, se lo indicaremos y le explicaremos los riesgos.

De igual manera, Kaiser Permanente, sistema que ya había incrementado su uso de telemedicina durante varios años, cambió a este método para dar consulta por defecto.

Nuestras puertas siguen abiertas a pacientes que deben ser vistos, dijo el Dr. Edward Lee, líder de telemedicina para Kaiser Permanente en el norte de California y de la Federación Permanente. Pero tratamos de que todas las primeras consultas se hagan con telemedicina.

Agregó que los médicos ven al paciente primero por video para hacer una evaluación inicial y que posteriormente utilizan su juicio clínico para determinar qué se puede tratar con ese medio y qué requiere una consulta en persona.

Tenemos que pesar el riesgo de que paciente salga y se exponga al virus, contra el padecimiento sobre el cual están llamando, dijo Lee.

Cómo acceder a la telemedicina

Los pacientes que no saben mucho de tecnología no deben preocuparse respecto a la telesalud, dijo. Lo bueno es que no se trata de tecnología compleja y que está disponible casi en forma universal. Lo único que se necesita es un teléfono inteligente y la mayoría de las personas lo tienen.

Para quienes no, existen otras formas de comunicarse con los médicos a distancia, agregó Lee. Se pueden programar llamadas con líneas telefónicas fijas. Kaiser Permanente también entabla comunicación por correo electrónico protegido con millones de pacientes anualmente. Podemos contestar muchas inquietudes comunes de salud a través de ese medio.